lunes, 11 de septiembre de 2017

[2GM] Mesa de Demo de Blitzkrieg 3ª Ed.

Juego: Blitzkrieg Commander
Temática: 2GM
Escala: 15mm
Fecha: 20/07/2017
Jugadores:
Ejército Alemán: Edu Ferrer y varios clientes
Ejército Soviético: Roger de Kekolandia y varios clientes
Arbitro: Burt Minorrot
Lugar: Kekolandia Miniatures

Poco antes de iniciar las vacaciones de agosto, y a solicitud de los clientes de la tienda Kekolandia Miniatures, se realizó una demo de toma de contacto de este juego de 2GM, en su tercera edición.


La mesa de juego se preparó con lo suficiente para que los jugadores pudiesen ver y probar la mayoría de las reglas básicas de Blitzkrieg Commander, y para que la partida sea lo más rápida posible.
Los culpables de la demo, de izquierda a derecha: Roger de Kekolandia, Burt Minorrot y Edu Ferrer.
 Lo primero ha sido indicar las condiciones de la demo y que se va a enseñar, que no son más que las reglas básicas, y la elección del lado desde donde partirán las fuerzas expedicionarias germana y rusa.
Los vehículos despliegan desde el lado corto de la mesa. El momento más complejo de la partida, el saber que y donde desplegar los blindados.

Los Soviéticos se piensan mucho donde desplegar, ya que lo hacen en última instancia.

Se determina que las tropas de infantería de ambos bandos saldrían por la carretera central de la mesa de juego, uno por cada lado.


La partida empieza enseñando como se puede utilizar la artillería fuera del tablero de juego, tanto con obuses explosivos, como la utilización de humo para ocultar el avance.
Y aprovechando la andanada de obuses de humo, los tanques soviéticos avanzan rápidamente y sin miedo a ser repelidos.
Mientras la tropa soviética, llegan a la iglesia de la población.

La infantería alemana avanza y la artillería apoya su avance.
Mientras sus vehículos alemanes, fieles a la blitzkrieg, llegan rápidamente a la carretera que cruza la población.
Los tanques soviéticos, una vez disipado el humo, están en una buena posición para ir barriendo a la infantería alemana.
Y los tanques alemanes hacen caso omiso a las zonas con humo rusas y las atraviesan como si no estuviesen
La infantería soviética, para petada en la iglesia, ve como pasan los blindados alemanes, pero sin poder hacer nada contra ellos.

Al final una muy buena demo, en la que todos los participantes pudieron ver la gran ventaja de hacer maniobras que este juego te permiten.  Si te quedas encerrado en “la iglesia”, no es como en otros juegos, sino que no puedes acabar con la misión, pero si sales a la brava, sin buscar elementos que te protejan, puede que eliminen de forma rápida la unidad.

También indicar que como era una demo de toma de contacto, se realizó una partida de sólo 1000 puntos, lo mínimo para realizar una partida en buenas condiciones de este juego, aunque creo que el tablero era demasiado grande para demo.

Saludos.
Burt Minorrot.

viernes, 25 de agosto de 2017

[2GM] Rusia Junio 1944

Juego: Battleground
Temática: 2GM
Escala: 20mm
Fecha: 11/05/2013
Jugadores:
Ejército Alemán: Varios jugadores
Ejército Soviético: Burt y varios jugadores
Lugar: Tirant Lo Dau

En esta ocasión jugamos una partida tipo batalla de Kursk, sólo carros de combate, en la que los rusos deben romper el frente alemán y hacer que se replieguen, mientras que los alemanes deben mantener la línea y no dejar que los soviéticos entren en su zona del campo de batalla. El terreno que debía defender el alemán era a partir de la mitad del tablero.

No fue una partida a puntos, sino a poner tanques sobre la mesa y darnos amor y cariño.


El tablero se jugó a 360x120cm, alargado, en la que ambos bandos iniciaban la partida desplegando a 40cm del borde correspondiente.

Indicar que personalmente quería que se escogiese al azar el lado del tablero, pero el bando alemán había desplegado la escenografía del tablero de juego y se había preparado “su lado” para poder defenderlo adecuadamente, con un río que atravesaba la linea de dos terceras partes de su terreno a defender, colinas situadas curiosamente en unas posiciones excepcionales,… Bien, al final decidimos dejarles ese lado y jugar la partida, ya que la discusión se alargaba demasiado (preámbulo de lo que fue realmente la partida), pero cambiando un par de escenografía a partir del río hacia nuestra zona, como las colinas de nuestro lado más cercanas al río, que estaban puestas en nuestra zona de despliegue.
El soviético decide avanzar todo lo rápido que puede, según las cartas que le van saliendo.

Este juego no es alterno, sino aleatorio, ya que cada bando dispone de hasta tres cartas para poder incluir tantas unidades como crea conveniente en cada carta, aunque en esta ocasión se usaron 6 cartas por bando, por la gran cantidad de tanques sobre la mesa. Estas se mezclan y se sacan correlativamente, sabiendo a quien le toca realizar acciones. Muy parecido al sistema Bolt Actión, que es por medio de sacar dados al azar, pero en este caso no se decide que unidad actuará, según convenga, sino que es la carta la que lo indica.


También indicar que tras esta partida nos percatamos que este reglamento es muy indicado para escaramuzas, por lo que partidas con grandes cantidades de tropas, o tanques en este caso, no es muy rápido el juego, por lo que a partir de este momento empezamos a buscar juegos más acorde para cuando se utilicen ejércitos y no grupos.
Los alemanes hicieron lo propio.  Aunque lo que más prisa se dieron fue en avanzar unas unidades para ponerlas como pantallas para frenar el avance soviético.
A partir del segundo turno, los alemanes tenían posicionadas casi todas sus piezas, colocando un Panther y considerando que la torreta está enrasada en un puente. 
Aunque estaba muy bien colocado este Panzer, al final resultó que lo único que realmente hizo fue tapar la salida del puente y eliminar un Sherman, que se lo pusimos adrede a su alcance, ya que falló casi todos los disparos, afortunadamente para los soviéticos.
También colocaron sus antitanques en unas colinas. 
Los Hetzer deciden avanzar juntos para defender una posición al otro lado del río.
Mientras, los tanques soviéticos seguían su avance y nuestro flanco derecho utilizó los sembrados, ya que esto nos permitía estar mucho tiempo fuera de la línea de visión de los alemanes. Evidentemente esta maniobra, absolutamente legal y lógica, no les gusto a alguno de los jugadores alemanes, que esperaban avanzásemos alegremente por la carretera, que nos daba un 50% más de velocidad. Evidentemente, la tenían vigilada con fuego de oportunidad con los Panthers.
El grupo de los tanques soviéticos de nuestro centro, que no tenían campos que les protegiese, avanzaban a la sombra de los montículos, despreciando de la misma forma las carreteras, por lo que se prepararon para un asalto a través de ellos, ya que las carreteras estaban vigiladas en fuego de oportunidad por los cazacarros alemanes. Evidentemente los jugadores alemanes protestones dijeron que esas tácticas eran de muy cobarde y que así no se puede jugar… Sin comentarios.
Y nuestro flanco izquierdo hizo más o menos lo mismo que el centro, utilizar colinas y bosques para su avance.

Al final nos plantamos en el tercer turno, sin ninguna baja soviética. 
En vista que nuestros tanques avanzaban fuera del alcance de los tanques alemanes colocados para disparar sobre los caminos, deciden avanzar parte de su retaguardia para colocarlos en la línea del rio. También como esperanza de llamar nuestra atención y poder dejar carros a su alcance de tiro, mayor y más efectivo a distancias largas.
Y en el tercer turno, los alemanes ya tenían a sus caza carros plenamente operativos, en los montículos del río.
En este punto, el frente soviético avanzaba en bloque por el centro.
El flanco derecho llega a la primera línea de contención alemana y empiezan los disparos.
La retaguardia alemana, intenta hacer algún disparo lejano, para frenar la avalancha de blindados soviéticos. Creo que los grandes tanques no deberían haber estado ahí, pero eso nos favoreció a los soviéticos.
Sus tanques de segunda línea estaban ocultos a la vista de nuestros tanques, esperando que los nuestros saliesen en zonas que nos perjudicasen.
De repente aparecen dos tanques alemanes enterrados en medio de los sembrados, en el límite del terreno germano (¿eing?). Discusión al canto. Como se iba a extender en demasía esta discusión y llevábamos sólo 4 turnos y unas muchas horas jugadas ya, los soviéticos, por seguir jugando, les aceptamos esos tanques enterrados, pero con la condición que las torretas no girasen 360º, sólo los 90º grados frontales (45º+45º). Aceptaron.


Por lo que nuestros T-34/76 estuvieron enseguida en sus laterales, más vulnerables.
Este turno, cuando podía haber habido una escabechina por ambos lados, la tirada de dados no acompañó a ningún bando.
Y el avance seguía, aunque algo más lento.
El resto de blindados, iban llegando para apoyar a la avanzadilla que entró desde nuestro flanco derecho. El franco izquierdo iba campo a través.
Y lo mismo nuestro centro.
La segunda línea alemana no podía contener este avance masivo, aunque disparasen con todos sus efectivos.
Los tanques enterrados cayeron tan rápido como habían aparecido (fueron las primeras bajas) y no frenaron para nada el avance soviético.
Mientras, los tanques soviéticos también respondían a los disparos alemanes.
 Y nuestra tercera oleada inicia su avance.
Aunque parezca mentira, los alemanes, aunque a distancia, también recibían disparos, por lo que quedaban constantemente suprimidos para su siguiente turno.
Los cazacarros alemanes empiezan a recibir lo suyo. Considero que eran los que mejor colocados estaban y nos frenaba todo el flanco derecho.


Por lo que se decide “romperlos” por “contacto físico”; o sea, al choque.
Mientras, los Sherman soviéticos que no han podido avanzar más por culpa de los cazacarros, se preparan para el asalto contra estos.
Y los soviéticos tienen las primeras bajas.
Los culpables de estas bajas, los Panther de retaguardia.
En vista que la primera línea de defensa alemana, muy débil, no ha resistido el empuje soviético, estos deciden reforzar la segunda línea, pero sin arriesgarse a pasar el rio.


Una vez los Hetzer fuera de combate, el avance soviético por el flanco izquierdo es imparable.
En el flanco derecho, aprovechando un blindado que se ha sacrificado (si, adrede), para que entre su propio volumen y el humo del fuego que lo consume rompa la línea de visión de los Panthers alemanes, conseguimos que el flanco avance también masivamente sin ninguna bajas más. La protesta de algunos alemanes ante esta táctica también se deja sentir, así como quejarse por esta regla de que los vehículos y el humo rompen la línea de visión, e insisten que no se debería aplicar.
Con bajas mínimas y aceptables, el avance de la segunda oleada, empieza a apoyar a la primera.
Al final del 6º turno y en vista que ya es muy tarde y hora de cerrar el Centro Cívico, la cosa queda de la siguiente forma.


El primer frente alemán ha sido desbordado, hemos llegado hasta el rio y hemos avanzado dentro del terreno alemán una tercera parte. Los alemanes han tenido más bajas que los soviéticos y, con más tiempo, teniendo un 85% de nuestros blindados operativos aun, frente al 70-75% operativo de los alemanes, se puede considerar un triunfo marginal soviético. Aunque el  bando alemán dijeron que no, ya que consideraron, fuera de las condiciones de inicio de la partida pactadas de antemano, que teníamos que atravesar el rio para tener esa victoria marginal, una modificación de final de partida que el bando alemán consideraba “lógico”, por el despliegue que ellos habían hecho. Nunca llueve a gusto del perdedor, ya se sabe.

Esta partida, por la cantidad de blindados, era de 12 turnos establecidos. En otras circunstancias se podían haber hecho los 12 turnos o, lo más seguro, unos 9 ó 10 turnos. Pero las discusiones de “esto no es licito”, “sois unos cobardes”, “aparecen tanques de la nada” etc., etc., etc., son las que suelen romper el ritmo de este tipo de batallas tan numerosas en unidades utilizadas. Y teniendo en cuenta que este es un juego para escaramuzas y las acciones de cada tanque son muy largas, empezamos a considerar utilizar este jugo a pequeña escala y buscar un sustituto factible para partidas de esta índole, por lo que al final hemos acabado usando Blitzkrieg Commander, especialmente dedicado para este tipo de partidas.

Saludos.
Burt Minorrot.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...